miércoles, 30 de marzo de 2016

CUALIDADES PRIMARIAS

Los elementos de la naturaleza, FUEGO-TIERRA-AIRE-AGUA, se forman luego que se manifiestan los principios activo y pasivo. El primero llamado CALIDO, y el segundo HUMEDO. 

Para cada generación se necesita un participante dinámico-masculino y otro plástico-femenino, una fuerza impulsiva otra formativa. Cada una constituye el complemento natural de la otra, ambas activas una sobre la otra y tienden en su acto generativo a la compensación mutua.

El principio activo era llamado cálido y el pasivo húmedo. Como toda creación presupone la alteración o la destrucción de un estado anterior y dado que esta creación solo puede ser provocada por el efecto de principios que como antagonistas de los primero tratan de perturbar su tendencia al equilibrio, se usaban los adversarios sensiblemente más fuertes como par de antagonistas perturbables lo que tenía por consecuencia la introducción de frío como enemigo de lo dinámico y de seco como adversario de los plástico.

La teoría antigua que nos ocupa parte de la idea de que en el primer principio infinito, aún absolutamente excepto de predicados, se crean dos pares de antagonismos, o sea cuatro adversarios, cuyas propiedades se expresan en términos de Cálido - Frío - Húmedo - Seco. Dos de estos antagonistas se unen en una combinación, formando así un elemento. Los cuatro elementos, creados de esta manera: Fuego - Tierra - Aire - Agua, se combinan entre sí, actividad de la que resultan los distintos cuerpos. La causa determinante de estas composiciones y transformaciones se basa, de acuerdo con el concepto de los antiguos, en las leyes universales de atracción y de repulsión.

0 comentarios:

Publicar un comentario